LOS MIGRANTES TAMBIEN ESTAMOS HASTA LA MADRE…!

CENDEROS

REPORTE DE CAMPO 3 Orizaba, Veracruz, sábado 07 de mayo de 2011.

Hace tres días que la caravana de migrantes que se unirá a la gran marcha del silencio en contra de la violencia partió de ixtepec, Oaxaca. Al frente coordinando se encuentran los defensores/activistas Elvira Arellano Olaya, Rubén Figueroa e Irineo Mujica. La ruta seleccionada en absoluta congruencia fue viajar en el lomo de la bestia acompañados por los migrantes que se unieran a la protesta en Ixtepec, en el Albergue “hermanos en el Camino”, y los que se fueran uniendo en ruta. Salió el grupo formado por unas 100 personas. El itinerario de la Caravana de Migrantes planteaba llegar en el lomo de la bestia hasta Puebla, para ahí unirse a los contingentes de la marcha convocada por Sicilia.

Los reportes que hemos emitidos de los dos primeros días, dan cuenta de las dificultades inherentes al viaje en el tren, de las actividades de protesta –vigilias, marchas, conferencias de prensa, realizadas antes de salir y en ruta, pero fundamentalmente reseñan la solidaridad de las comunidades aledañas a las vías del tren, que fueron acompañando y proporcionando alimentos y palabras de aliento a los caravanistas.

Pero la violencia nos alcanzó. Este tercer reporte, da cuenta de la cara fea de México. Aquí, ya no hablamos de la solidaridad social, tampoco hablamos de la hermandad que se genera al compartir la lucha por la justicia para las poblaciones de migrantes y la lucha por su vida misma. Hoy (ayer) nos enfrentamos a la amenaza de un secuestro a mano armada, a la indolencia de las autoridades, a la falta de interés en resolver la situación de la caravana a la que, la amenaza del crimen organizado, obligó a abandonar el itinerario planeado y quedar a la deriva en Orizaba, Veracruz, estado cuna de los secuestros y desapariciones forzadas de migrantes en tránsito.
Ya no se atrevieron a volver a subir al tren en atención a cuidar de su seguridad. Están refugiados y hoy pasan ahí la noche en la Iglesia San José. Las autoridades de los tres niveles de gobierno, no han tenido voluntad para brindar apoyo a un grupo amenazado por el crimen organizado. Ni la denuncia del propio Sicilia en Topilejo donde pidió garantías de seguridad y protección ha tenido respuesta alguna.
La delincuencia organizada dejó en claro la impunidad y el cinismo con el que actúan. Le importó un comino la presencia de los medios de comunicación, de activistas, de organizaciones de apoyo al migrante, como Las Patronas o la misma iglesia de Orizaba. El Estado no puede brindar ya más la seguridad a sus habitantes, en su guerra, los migrantes seguirán sumando en la interminable lista de los muertos.

Confiando en la solidaridad de organizaciones hermanas, la caravana continuará mañana hacia Puebla para unirse a la gran marcha contra la violencia.

LOS MIGRANTES TAMBIÉN ESTAMOS HASTA LA MADRE…!!! Exigimos al Gobierno Federal se brinden las garantías de seguridad, para ejercer nuestro libre derecho. Extra carta magna, para la caravana y cada uno de sus integrantes y al mismo tiempo lo responsabilizamos por cualquier incidente en contra de la caravana y sus integrantes.

CARAVANA PASO A PASO POR LA PAZ, MOVIMIENTO MIGRANTE MESOAMERICANO, FAMILIA LATINA UNIDA, NUESTROS LAZOS DE SANGRE, ALBERGUE MIGRANTE HERMANOS EN EL CAMINO,
ALBERGUE MIGRANTE HOGAR DE LA MISERICORDIA

Marta Sánchez Soler
Movimiento Migrante Mesoamericano

Cuando todo el sistema se preocupa tanto de los derechos humanos
parece evidente que en ese caso, derecho no significa facultad o atributo o libre albedrío,
sino diestro o anti-zurdo o flanco opuesto al corazón, lado derecho en fin. En consecuencia
¿no sería hora de que iniciáramos una amplia campaña internacional por los izquierdos humanos?
Benedetti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>